El diseño está en todo.

En el juguete de un niño, en unas gafas, una lámpara, un martillo, unas medias, hasta en la máquina que fabrica aquellos objetos. El diseño está en todos los objetos de nuestra vida cotidiana.

Desde el inicio del día, hasta en los momentos que pensamos que estamos completamente solos, los objetos nos rodean y comunican.

El diseño está en todo, porque ya es parte de nuestro ser humanos.